jueves, 13 de marzo de 2008

Dardo Berriós.



Introducción, o primera página o algo así:

A mí me gustaría, no solamente por el dinero que uno pueda llegar a ganar, me gustaría que en cada casa hubiera una entrada linda, un árbol al lado de la casa que te da sombra. Porque qué sé yo, es otra vida. Vos vas a una casa y te encontrás con una alameda, una sombra que te, una entrada... una parra... una glorieta de esas. Yo tengo una hermana que esta casada con un chileno y fui a Valparaíso, no se puede creer eso, todas las casas tienen su jardín, es una obligación, la gente se preocupa. Todo verde, todo verde, todo verde, hasta al lado de la calle verde. Es hermoso.

Pero es otra cultura, los chicos desde la escuela ya empiezan a aprender. Eso es lo que nos falta acá y después que los gobiernos municipales tengan la obligación de si hay alguien que le interesa, que está haciendo algo así, ellos tienen que tener la obligación de apoyar y fomentar. Huerta comunitaria. Cosas que se hacen con nada, nada les cuesta. Yo hice esto yo con nada, no lo van a poder hacer ellos que levantan un tubo de teléfono y tienen un batallón que viene con camiones, tractores, todo.
Pero yo no sé cómo se puede hace entender a esa gente.




Yo empecé con mi padre.
Ahí [en el campo, en La Pampa] que yo tenía diez años, después a los doce años ya mi viejo se fue para un lado, mi mamá para otro y yo me tuve que rebuscar solo, porque claro, había que hacer eso.

En el año 58 vinimos acá, yo tenía diez años, después acá, acá quedamos. El cultivo extensivo lo empecé de muy chiquito: hacía cultivo extensivo, hacía almácigos, morrón, tomate, ya empecé a trabajar en ese rubro porque encontré gente que se dedicaba a ese tema. A mí siempre me gustó aprender, sí, porque me gustaba aprender, por ahí veía a uno ahí y siempre estaba, viste, justo encontraba gente que estaba, gente que sabía, eh, trabajar. Te digo, un paraguayo me enseñó a hacer almácigos, plantines, cómo se prepara el almácigo para hacer plantines, con arquitos, haciendo surquitos, con la semillita, es todo un tema, es todo un tema. No es agarrar y hacer una zanja y tirar la semilla, es todo prolijidad, todo, con el hilito, que tiene que ir derechito, es todo detalles así. Es importante el almácigo.

Fui a trabajar con un hombre acá a un campo en la costa, hacía 50-40, 50 hectáreas de cultivo: morrón, tomate. Y había que hacer como una hectárea cuadrada de almácigo, y se hacía, se hacía todo, se hacía berenjena. Todo, viste, hacían todos plantines: morrón, tomate, berenjena, todo, todo. Y de ahí después sacaban y plantaban. Se hacía mucho, antes se hacía muchísimo. Ahora se dejó de hacer, ahora se va más a la cebolla, al zapallo, el cultivo más… Se hace una sola cosa, por lo general la cebolla se ha ido extendiendo porque es mucho más seguro, bah, seguro, no es como el tomate, que el tomate tiene mucho trabajo, tenés que estar muy complicado viste, por muy poco, estos capaz hacen veinte hectáreas de cebolla, quince, y es terrible.

Bueno, yo cuando vine a trabajar a la Municipalidad, [en el año 1994] porque el campo andaba mal, bah, andaba mal, el campo da mucho trabajo y el campo chico se va como… no quería seguir repitiendo lo mismo todos los años que quizás no te vale la producción. Estuve diez años trabajando hasta que me mensualizaron (eso te lo tiene que hacer cualquier patrón, pero estos me parece que como son del gobierno, viste, viva la pepa)
Y empecé primero y no sabía qué hacer porque nadie me decía qué es lo que había que hacer ni cómo había que hacerlo. Nunca me dijeron “mira vos tenés que hacer así” (pero) yo ya lo tenía, viste: por épocas sembrás la verdura, por época… es como esto, termina la temporada y tenés que seguir con lo otra, tenés que seguir, es una continuidad.
Y si tenés que parar el ciclo tenés que dedicarte a otra cosa, no podés decir mañana cierro esto y listo, ya está, porque no se la podés regalar a nadie, no la podés vender.
Y después te ponés a pensar, tantos años que uno está haciendo estas cositas, viste, tampoco, ¿a qué te vas a dedicar?. Yo, en mi caso, pienso que si alcanzo a jubilarme, me jubilo y sigo esto ya como hobby. Porque otra cosa, el campo ahora, ¿qué voy a hacer?, cultivo intensivo? no, viste, es algo que ya está hecho viste.

Y bueno, y en la plaza fue muy duro porque no tenés garantía, no te apoyan, ahí te rompen todo, te la tenés que bancar, no podés decir nada, no podés pelear con los chicos… viste, tenés que tener un temple: si sos muy muy riguroso o si sos muy débil, hay dos términos viste que tenés que buscarle la vuelta, porque al chico no lo podés retar y si lo retás capáz que va y te toma bronca y capáz que va y te… Bueno, así estuve seis años,
Yo empecé ahí a trabajar.


El invernadero

Bueno, yo cuando empecé, cuando me trajeron, me sacaron de la plaza para acá, para hacer el parque, había que producir plantas porque no había plantas para parquizar. Quizás había, sí, veinte, treinta, cien plantas, pero no tanta cantidad. Y había que producir a las plantas. Ahí empecé a hacer un invernáculo pequeño, más chico que este, y de nylon, para empezar a producir.
Justo ese año vino un ingeniero a la escuela 53 a hacer un curso. Y bueno, justo estaba yo ahí (risas); me cayó bien porque en ese momento me hacía falta alguien que me orientara, ¿viste? Cómo es el tema de la calefacción, germinación…todo un mundo de…de…para hacer nacer la planta; cómo se hace. Hay plantas que nacen de semilla, otras de gajo, bueno…Y justo ahí empecé y me anoté al curso, y este hombre, el ingeniero este, el ingeniero Rojas.



Estos palos los tenía yo allá. Los palos de acacia, (estos no porque son de álamo; los corté en un campo), esos de acacia tienen ocho años, los que están puestos abajo, de parante…que me quedaron algunos ahí, otros puse de larguero, otros…bueno, empecé a repartir por ahí. Así que…me vino muy bien ese tema del curso, así aprendí…bah…viste cómo…porque esto no se termina nunca de aprender, ¿eh?



Es buen sistema eso, porque vos te hacés una loma en cualquier lugar, aunque sea en tu casa, te hacés loma y le hacés un pozo le metés un nylon, le echás agua y listo, ahí tenés, bajás una manguera… digo yo, como una forma de almacenar agua.
- Aparte que el agua de lluvia parece que hace bien
Sí, aparte el agua se está poniendo medio fea porque hace mucho que no llovía y las vertientes bajan., y la sal, cuando hace mucho que no llueve se cambia, la potasa y eso.


Entonces yo empecé acá, teníamos un proyecto de una huerta comunitaria con lo del Plan Trabajar -porque los Planes Trabajar todavía existen acá, viste-. Los primeros meses todo el mundo trabajaba, pero cuando ya vieron que había muchos que venían a cobrar y no trabajaban ya todo el mundo dejó de venir. Y después había un proyecto con un delegado, porque acá el problema es depende qué política esté, depende qué delegado esté, viste, cambia todo, es medio complicado el tema. Por que acá podés tener un proyecto y lo embalás y va para adelante, pero viste, capáz cambia el delegado y vos vas y viste ya no se hace más nada. Y te dejan todo... y cuesta eso, cuesta.
Con la huerta íbamos bien, sabíamos que a final de año ya íbamos a tener verdura y de repente a mitad de año cambio el gobierno y se acabó la verdura se acabó el tractor, viste, se acabó todo.
Yo con la política nunca nada, calladito, porque capáz se enteran que sos de otro partido y eso te perjudica, yo no tengo ningún problema: voy, marco tarjeta, todo, pero no quiero involucrarme en los comentarios.

Y de eso van ocho años y a veces no sé porqué lo seguí, porque esto es una... cómo decirte, todos los días tenés que renovarte anímicamente. Es como una inyección anímica que tenés que darte, porque nadie te va a decir "andá tranquilo que yo me ocupo". Yo tuve ahora 28 días de vacaciones y me los pasé acá, porque sino a quién dejás, porque esto es todos los días que hay que venir a regar: así tengas cinco flores, todos los días hay que venir a regar. Acá no podés decir "no, vengo otro día, estoy cansado... cierro la puerta".
Y además uno tiene más un compromiso con la comunidad. Vos ves que la gente viene a buscar la plantita, que la necesita, por ahí que le gusta ver alguna flor. Es necesario. Porque es necesario, para el pueblo es necesario tener un lugar para venir a buscar, viste, porque es necesario.
Si vos dijeras que hay en todos lados, pero no hay. Lamentablemente. Estas cosas deberían hacerse en todas las escuelas. La forestación que es un rubro importantísimo, es necesario para el ser humano. Realmente lo más importante que puede haber porque si no tenemos aire puro de la forestación vamos a muere, catastrófica, estamos yendo a pique con el tema este de lo que se ha deforestado con la soja, la siembra. Dentro de unos años cuando el sol empiece a calentarle la cabeza a los animales, ahí se van a dar cuenta de que no hay una sombra. Eso es que no lo pensaron bien, porque cuando llegue un momento con esto de que los soles son cada vez más bravos, cada vez más bravos, va a llegar un momento que van a querer echar mano de una planta, y el árbol por más que crezca vas a tener que esperar cuatro, cinco años hasta que te de sombra.

Como que se ha perdido un poco el tema, el tema de los jardines. Los jardines, yo me acuerdo cuando era chico cada familia entrabas a la casa y eran todo flores, flores, plantas, y ahora ya, ahora yo ya no lo veo mucho eso.
Todo el mundo tenía su gallinero, tenía el cerdo, tenía la vaca lechera y por ahí cerca de los campos cuando había lugar, y participaba toda la familia.
Así que bueno, yo no tengo plata, no he hecho diferencia en dinero, no es que esto te haga una diferencia así... yo te lo puedo decir, tengo mucho capital en plantas (risas). Plata hacen los cebolleros que ponen dos cebollas sacan dos bolsas y te las venden a 10 pesos.

El cultivo


[Lo del monocultivo] es malo, porque es una competencia traicionera, porque al final. Decí que el rubro cebolla es un rubro importante porque va a otro país, no funciona dentro del mercado interno, igual que el trigo, igual que la carne que se exporta a otro país, no hay problema con eso. El único problema que hay es que esa tierra, cuando se termine la cosecha, se dejan abandonadas. No se dice "bueno, vamos a sembrar pasturas para que esa tierra se enriquezca otra vez, para que dentro de 8, 10 años", no, y al no sembrarse nada los campos se están echando mucho a perder
Puede recuperarse, a un campo de cebolla con el abono que le queda el primer año (le echan mucha urea a eso) le podés sembrar maíz, cualquier cereal, cualquier cosa. Sacan la cebolla y el año que viene podés sembrar cualquier cosa, queda una vitamina espectacular.
El cultivo acá habría que ir sembrando y mejorando, no dejar parar la tierra. Automáticamente decidir qué es lo que se va a hacer con esa tierra, sembrar pastura, alfalfa, lo que sea, alguna pastura que haga que esa tierra siga trabajando y engordando. Porque esta zona es de las mejores que hay para la cebolla, por el clima, la tierra, da un tipo de cáscara, lo que habría que hacer es que toda la siembra de cebolla que hay se tendría que definir: si lo va a dejar el campo, ahí habría que ver de buscarle la vuelta para sembrar algo y que no se deje decaer y a los tres cuatro cinco años volver de vuelta a sembrar.
La cebolla se puede plantar una vez y una vez que se saca ya no se puede sembrar más, por lo general no lo hacen por la enfermedad. Porque hay enfermedades que vos ves un bulbo enfermo un año y al otro año te agarra el 40, 50% de la plantación, ese es el problema. Antes hace 10, 15 años plantaban 2, 3 años seguidos
Pero ahora las plantas son cada vez más susceptibles, yo no sé si son las plagas o si son los químicos. Los mismos químicos me da la impresión que son y la misma semilla que por ahí también tiene un pequeño contagio, parece que no, pero el germen está en la semilla.
Lo que pasa que eso lo hacen todo por negocio [el monocultivo]. Porque te siembran una hectárea y hay un promedio de 2000 bolsas, y 2000 bolsas es mucha plata.
Si se hicera un cultivo más conciente rendiría económicamente... lo que pasa es que falta cultura. No tenemos la cultura incorporada como para hacerlo de otra forma.
Lo que pasa es que la cebolla es como el trigo. Tenés ya casi un precio efectivo porque se exporta afuera. Las otras cosas son mercados internos: el tomate, el morrón, el choclo, el zapallo. Casi todos esos son mercados internos, los consumimos nosotros, esos no tienen precio asegurado. Y lo que ellos (los productores) están buscando es que tenga precio dólar.

En cuanto a lo orgánico, yo voy más a lo orgánico que es lo más natural, viste. Es lo mejor que hay. Lo orgánico lo podes hacer desde que arrancas con el tema del abono, con abono de animales, con hojas, con compost, lombricario, todas esas cosas. Lleva tiempo, tenés que buscarle la vuelta porque te saca tiempo.

El mundo de la reforestación, mundo del cultivo extensivo, es una cosa... a mi me gusta mucho (...) A la fuerza me termino gustando esto, porque había veces que quería mandar todo al diablo, viste, recoger todo y... pero me da una lastima, me costó tanto hacerlo.




Charla con Julián Gatto, Mercedes Villalba, Lola Goldstein, Pablo Cabrera, Carolina Pellejero, Clara Castillo, Guillermo Ueno.

2 comentarios:

clara dijo...

qué lindo volver a escucharlo

Ana dijo...

Qué bonito todo lo que dice Dardo